DISCIPLINA a niños

Cómo aplicar disciplina positiva

¿Tienes problemas para poder establecer disciplina en tu hijo?

Sin dudas, el poder ayudar a tu hijo o hija a ir pasando por las distintas etapas del desarrollo con buenos límites en casa, es algo de suma importancia. Pero... ¿Por qué?

No muchos papás y mamás saben que, cada etapa del desarrollo conlleva tareas y metas a lograr, las cuales de no irse alcanzando, van generando algunas dificultades en los niños, así como ciertos elementos de inmadurez en el plano social y emocional. Es por esto, que resulta especialmente significativo que dichas tareas se vayan cumpliendo, para evitar dificultades a futuro como podría ser: mantención de las pataletas por más tiempo que el esperado, agresividad, inhibición, dependencia de los padres, temores, sugestionabilidad y varias otras más. He aquí la importante de establecer una disciplina positiva a los hijos.

¿Quiénes son los que establecen disciplina positiva en los niños?

Una crianza respetuosa del niño, pero que a la vez le favorezca, implica que sea establecida por todas aquellas persona que le rodean. Si bien, sus principales figuras de apego y seguridad (generalmente madres y padres) son fundamentales, lo son también otros familiares y personas que acompañan a los niños en su día a día. Aquí podríamos incluir a abuelas y abuelos, tías y tíos, etc., es decir, cualquier persona que cuida al niño mientras papá y mamá no están. Todos ellos, alineados en pro de cuidar que los niños puedan ir generando un buen proceso de socialización de aprendizajes, pautas y normas, ayudará a que el niño pueda ir generando un mejor desarrollo integral. Por ejemplo, potenciando que pueda ir estableciendo límites internos, favoreciendo que pueda sentirse seguro, con buena confianza básica de sí mismo y su entorno, poder ser capaz de controlar mejor sus emociones negativas e impulsos y muchas otras cosas más. Es decir, ir realizando actividades para trabajar los límites en los niños. 

¿Qué tipos de disciplina existen y cómo aplicar límites a los niños?

Habitualmente se describen 4 Estilos de crianza o de ejercicio disciplinario. El Estilo Autoritario, en que hay un firme establecimiento de límites, pero en que las temáticas afectivas están menos integradas y validadas. El estilo de crianza Permisivo, en que hay poca autoridad y mucho afecto y regaloneo, pero al no haber muchos límites, los niños caen en tener poco aprendizaje y entrenamiento en situaciones de frustración, costándoles entender las normas. También nos encontramos con el Estilo de crianza Negligente, que es aquel en que no hay supremacía ni existencia de autoridad ni de entrega de afecto, generándose una constante sensación de poca presencia o ambigüedad en ella. Finalmente, encontramos el Estilo Democrático, en que los papás y mamás son capaces de poder establecer límites, de manera firme pero de un modo no agresivo. Aquí se establecen reglas claras y se favorecen las manifestaciones de afecto, permitiendo además un mejor nivel de confianza, respeto y comunicación mutua.

¿Desde cuándo es bueno establecer una disciplina positiva?

Poner disciplina positiva a los hijos siempre es bueno, pero comienza a ser especialmente importante cuando los niños entran en la etapa normativa del desarrollo llamada "etapa oposicionista", que generalmente se da entre los dos y hasta finales de los tres años. Es la etapa de las pataletas, rabietas y de los "no". Es una etapa normal del desarrollo, pero en donde los niños comienzan a reafirmar su Yo, a darse cuenta que son seres diferentes de los demás y que tienen sus propias necesidades. Este "darse cuenta" de que son seres diferentes a los padres, les genera incertidumbre buscando sentirse seguros a través del realizar las conductas que ellos sienten que se deben hacer. Esto lleva a una etapa de oposición, normal como señalamos antes, pero que si no es bien llevada por los papás y mamás, generalmente se cae en una dinámica en que el niño se mantiene muy egocéntrico y voluntarioso, demandante de sus propias necesidades, pero costándole el poder ir generando un mejor desarrollo del control de sus impulsos y de la empatía.

Psicólogo infantil Ariel Garay

Sigue los consejos de disciplina del psicólogo infantil ( sección del BLOG ) o el Instagram @psicologoinfantil (subimos TIPS de manera regular).

*Si la situación se te ha escapado de las manos... o tu hijo/hija está teniendo problemas que van más allá de lo que consideras normal,  escríbenos o llámanos y agendemos una sesión para resolver tus dudas y establecer recomendaciones personalizadas según tu caso. Si necesitas saber más acerca de evaluaciones, puedes acceder también a la sección de evaluación emocional y conductual.

Valor por sesión: 20.000 pesos (descripción en sección Servicios - Valores)

*"La atención en la consulta (sesión psicológica propiamente tal) es especialmente útil cuando se dan dificultades entre los padres para poder establecer alianzas entre ellos, hay desautorizaciones, los padres se perciben poco consistentes, sienten culpa de poner límites, o bien, la magnitud de los problemas de conducta del niño/niña son atípicos en intensidad, frecuencia y sin proporcionalidad de la respuesta de frustración... al estímulo o situación que provocó la pataleta".