¿Qué es la Terapia de Grupo para niños y adolescentes?

La terapia de grupo tiene que ver con una actividad que genera un espacio de interacción social para niños y jóvenes que necesitan elaborar contenidos personales, así como aprender de otros por sus propias experiencias y por modelaje. También es una oportunidad para adquirir herramientas personales a través de los aprendizajes que se dan en la sesión grupal, tanto desde el teapeuta monitor como desde los aprendizajes y experiencias prácticas que se generan en el trabajo terapéutico mismo. Tal como el sistema solar que es representado en la fotografía, cada cuerpo celeste influye en el otro con su gravedad, así como los distintos niños pueden trabajar en conjunto e influirse positivamente entre sí.

¿Quién realiza una terapia grupal para niños y adolescentes?

La terapia de grupo la realiza cualquier profesional que esté orientado al trabajo directo con niños, pero especialmente los psicólogos infantiles dado que, por su formación profesional, tienen un conocimiento más profundo que otras disciplinas respecto al comportamiento humano, tanto adulto como infantil. En este plano, estos terapeutas infantiles pueden identificar con mayor rapidez y claridad, aquellas dificultades que los infantes pueden estar desarrollando o mque los mantienen entrampados en el problema y sufrimiento.

¿Qué trabaja el Terapeuta Grupal?

El trabajo que realiza este tipo de terapeuta está orientado a las habilidades sociales y dinámicas de interacción que llevan a dificultades al niño o adolescente, en su relación con su entorno social, familiar o escolar. Estos elementos tiene que ver con dificultades que el niño o niña están presentando al interactuar con otros, ya sea por problemas que tiene en el ámbito individual (como puede ser un cuadro depresivo por ejemplo) pero que genera un impacto al momento de relacionarse con su entorno. Así mismo, dificultades que surgen del espacio interaccional mismo, como puede ser una merma de sus habilidades sociales como la empatía, autoestima social, formas de manifestar sus emociones negativas como la rabia o vergüenza, capacidad de asertividad y resolución de conflictos interpersonales, entre otras. Aquí lo importante es poder identificar cuáles son las dificultades que está presentando el niño o joven, para así poder estimular, desarrollar o generar herramientas que le permitan desenvolverse mejor en espacios sociales.

¿Qué problemas se pueden trabajar en terapia de grupo?

Se puede trabajar cualquier cuadro, trastorno o dificultad que tenga relación con otros, ya sea por la manifestación del cuadro a la base (ansiedad, inhibición, agresividad) a que tiene a la base, así como por ser el problema en sí (forma de relacionarse con los pares, modo de expresarse, comunicarse, resolver problemas con éstos). Es decir, se pueden trabajar los elementos asociados a un cuadro clínico psicológico, o bien, por el desarrollo de personalidad o de rasgos de personalidad, cuadros que llevan a que el niño presente cierto sufrimiento, sintomatología o forma de interactuar con otros, que implique dificultades. Ambos casos, pueden ser objetivos terapéuticos posibles de trabajar.

¿Cuándo llevar a un niño o adolescente a un taller de habilidades sociales?

Estas terapias, también llamadas talleres de habilidades sociales, se pueden implementar luego de haber identificado alguna dificultad asociada al relacionarse con otros, o cuando se busca como objetivo terapéutico el potenciar algunas dificultades de comunicación o expresión de otros cuadros psicológicos. El ¿cuándo llevar al niño o joven a este tipo de terapias?, está dado porque las dificultades resultan persistentes, generando un malestar y deterioro moderado a intenso, de experiencias sociales, de adaptación al medio y de construcción de la identidad del niño / adolescente en el ámbito personal e interpersonal.

Luego de un proceso de conocimiento del niño y su familia (generalmente en unas 2 a 3 sesiones individuales) y luego de determinar que una terapia grupal es lo más indicado para su tratamiento, es que el niño o adolescente se incorpora a sesiones grupales Siempre acompañado de su terapeuta, quien conoce sus dificultades personales, antecedentes e historia personal, para así favorecer y potenciar situaciones de enfrentamiento al problema, de una forma moderada, progresiva y contenida.


 

 

Para reflexionar:

*¿Ves que tu hijo / hija se desenvuelve fácilmente en contextos sociales? ¿Presenta buenas habilidades de interacción? ¿Disfruta participando con otros? .

Descripción del proceso: El proceso de terapia se inicia teniendo una sesión con la familia y el niño(a), para poder establecer las características del problema que el niño está presentando. Posterior a eso, se realiza una o dos sesiones más, de profundización de las características del menor y de interacción con éste, para un mejor establecimiento de vínculo. Este elemento es necesario para que, cuando inicie su proceso grupal, se sienta seguro(a) al poder generar confianza con el terapeuta en caso de sentirse muy ansioso(a). (Valor por sesión en esta etapa: 20.000 pesos).

Los procesos de terapia, en esta modalidad, no tienen un inicio ni fin preestablecidos, sino que van a depender de las características y de la evolución de cada niño/niña/adolescente. En base a ésto, los niños y niñas van integrándose para iniciar sus terapias y/o terminando sus tratamientos, de acuerdo a su propio ritmo de cambio. Es decir, por ejemplo, un niño puede estar tres meses en sesiones por una dificultad muy puntual o contextual, mientras que otro niño con dificultades más profundas puede estar con trabajo terapéutico todo el año, en caso de necesitarlo. Los grupos de la terapia se conforman de acuerdo a la edad de los integrantes, siendo dos años el máximo de diferencia de edad entre ellos. El trabajo se establece en base a la dinámica de grupo, en que la primera parte de cada día de trabajo, se inicia con problemas que los niños quieran comentar y traer a sesión. También puede ser con dificultades que se han dado en sesión grupal o sus respectivos problemas que tuvieron durante la semana. Esto genera un espacio muy fructífero de comentarios, diálogos, modelajes y apreciaciones desde sus propios compañeros para que se dé un espacio de aprendizaje y búsqueda conjunta de soluciones, guiado por el terapeuta. Posterior a esa primera mitad, se pasa a actividades lúdicas en que se trabaja la exposición contenida y protegida (autoconfianza y autoestima), el respeto de los turnos, trabajo de equipo, tolerancia a la frustración y empatía, entre otras.

Respuesta a algunas dudas que frecuentemente tienen las mamás y papás: Las sesiones son con una frecuencia semanal, en horario fijo. Las sesiones duran 50 minutos desde el horario agendado. Los materiales de trabajo son provistos por los terapeutas. Las sesiones se pre-pagan de manera mensual (valor de 60.000 pesos por 4 sesiones) y en caso de tener que retirarse de la terapia de grupo, los familiares deben avisar con un mes de anticipación con el fin de poder ofrecer el cupo a un nuevo niño/niña.

¿Tienes alguna otra duda?. Llámanos, escríbenos o contáctate con nuestra consulta a través de nuestros teléfonos o e-mail (contacto@psicologoinfantil.cl).

Para llamar desde celulares, haz click en el siguiente botón Valor Mensual: 60.000 pesos