7 consejos para una mejor crianza infantil

¿Qué podemos potenciar para mejorar la forma en que criamos a nuestros hijos? 

¿Qué factores influyen en la crianza infantil?

La crianza de los niños no es una tarea fácil ni tampoco que sea abiertamente enseñada por nuestros propios padres, escuela o universidades. Es una experiencia a la cual uno se enfrenta sin tener un título de enseñanza y el aprendizaje es, muchas veces, dado por la vida misma. En este plano, muchas mamás y papás, están preocupados de poder generar un buen desarrollo para sus hijos, involucrándose activamente en poder generar aprendizajes y conocimientos que les ayude en esta importantísima tarea: criar a los hijos.

Para poder apreciar qué factores influyes en la crianza infantil, tenemos que considerar que son múltiples las variables que influyen en esto. Tenemos factores genéticos y ambientales (estilos de crianza, características de los padres, estimulación socioafectiva, escuela, entre otros). Por lo tanto, hay que considerar que si bien, como padres, somos un elemento fundamental, no somos los únicos y pueden (y van a haber) influencias de otros.

Pero si nuestra parte, como padres, está bien orientada, es más fácil que nuestro hijo/hija se encamine hacia esta visión que tenemos de cómo queremos se vaya desarrollando en el plano cognitivo, social, afectivo y personal.

PRIMERO: vernos a nosotros mismos como personas y padres al momento de criar

Muchas veces (frecuentemente más de lo esperado) tendemos a ver hacia afuera, respecto a lo que queremos que nuestro hijo(a) logre o desarrolle. No es menor que muchos padres señalen constantemente la conducta del niño como negativa o no deseada, pero quieren enseñar a partir de modelos que no están alineados con la petición. ¿Qué quiere decir esto?: Quiere decir que no practicamos con el ejemplo. Queremos que los niños no se desborden, pero al tratar de mejorar una conducta de ellos, a veces lo hacemos gritando, mostrándonos excesivamente malhumorados y en algunos casos, lamentablemente, con alguna palmada, tirón de orejas o de pelo.

Estos elementos solamente desvirtúan y devalúan la crianza infantil y el mensaje que queremos enviar que es que el niño logre mejorar la conducta que le estamos señalando. Queremos que se controlen, pero nosotros mismos no nos controlamos. Queremos que no grite, pero nosotros "arreglamos" el problema gritando. Mensaje totalmente inconsistente y entrampador. ¿Cómo va a aprender nuestro hijo, si nosotros mismos no podemos controlarnos ni ser consistentes con el mensaje o petición?. Como señalé antes, es bastante frecuente que los padres y madres lleguen a la consulta psicológica mostrando esta dinámica.

Por ende, es muy positivo que si algna mamá o papá presenta algún problema puntual, pueda abordarlo y mejorar en aquello, especialmente si es un elemento que pudiera estar influyendo al momento de criar (control de impulsos, problemas a nivel anímico, de vinculación, empatía, problemas de pareja, entre muchos otros).

¿Qué pasa si los padres presentan problemas personales? ¿No podrían criar de manera positiva?

Claro que sí podrían, pero supondría un esfuerzo mucho mayor. De ahí que lo idela es que se puedan ir resolviendi de manera paralela o previa. Pero no significa que no puedan. Un ejemplo, es que si un padre está con depresión, le costará mucho más el poder hacerse de ánimos para poder enfrentar pataletas o conflictos, así como un padre agresivo, le costará mucho más el poder controlarse y no generar una vía de resolución del problema que no utilice su habitual forma de enfrentar problemas (poner cara enojada, gritar, retar fuertemente o pegar).

SEGUNDO: los niños se crian y aprenden por modelaje de los padres

Los niños son excelentes aprendices de sus mamás y papás. Están constantemente imitándolos o buscando su aprobación. También aprenden de sus estilos de resolución de problemas, por lo cual, esta variable influye mucho en cómo los niños se van criando y enfrentan sus propias dificultades. Padres agresivos, tienden con más probailidad a generar niños agresivos. Padres desvinculados, tienden a generar niños con desapego. Padres negligentes, tienden a generar niños inseguros o poco tolerantes.

Es por esto, que es súmamente importante que pongas atención a cómo te comportas frente a él, tanto en momentos agradables como conflictvos, porque estás enseñando (en todo momento) caminos que tus hijos tomarán en el tiempo, porque para ellos es "la forma" de comportarse o lograr lo que quieren.

Crianza infantil y evaluaciones psicológicas

Evaluaciones

Evaluación y diagnóstico realizado por especialistas infantiles. HAZ CLICK AQUÍ  o EN LA IMAGEN PARA SABER MÁS

Crianza infantily terapias psicológicas

Terapias

Intervenciones terapéuticas infantiles y familiares en nuestra consulta de Santiago. HAZ CLICK AQUÍ o EN LA IMAGEN PARA SABER MÁS

Crianza de niños y contacto con psicología infantil

Contacto

Tenemos más de 15 años de experiencia. Valor sesión: 20.000 pesos (individual). HAZ CLICK AQUÍ o EN LA IMAGEN PARA SABER MÁS

Estilos de Crianza parental

  1. Estilo democrático: son padres que ponen límites, de manera consistente y firme, pero sin dejar de lado el aspecto emocional y comunicacional.
  2. Estilo negligente: son padres que no ponen límites ni se involucran afectiva ni comunicacionalmente con sus hijos.
  3. Estilo blando: no son firmes en sus decisiones ni establecimiento de límites, pero sí refuerzan mucho lo afectivo y comunicacional.
  4. Estilo autoritario: cuando los padres son muy firmes y duros, pero no se conectan con el aspecto emocional o comunicacional de los niños.
  5. Para más información sobre estilos de crianza visita nuestra página sobre este tema.

TERCERO: Alianza Parental al momento de criar a los hijos

    Un bloque parental bien establecido, ayuda de modo significativo a que los hijos vean una "realidad" común desde los padres. Es decir, que entiendan de manera clara los mensajes que estos les están enviando, sin lugar a incertidumbres o incongruencias. Es decir, que los niños entiendan que aquellas reglas, peticiones, mensajes o enseñanzas son realmente de ese modo, al no haber aprendizajes contradictorios. Si mamá y papá opinan distinto, se desautorizan o se devalúan mutuamente, es muy difícil que el niño, aprenda de manera clara y directa. Por el contrario, se moverá por el principio del placer y se orientará a aquellos aspectos que más le resultan placenteros o zafarse de peticiones que no le agradan, porque puede "manejar" (por aprendizaje) el cómo moverse entre los padres. Un mensaje claro, consistente, coherente y estable, permitirá ayudar a que los niños puedan aprender y cambiar de modo más rápido.

    CUARTO: Jerarquía parental

    Comunicarse al nivel del niño o niña, es muy importante. Pero cuando hay que establecer reglas o límites, es importante establecer una buena jerarquía parental. Es decir, cuidar el rol de autoridad (de modo democrático) para poder influir en una mejor recepción del mensaje. Si nos ponemos al mismo nivel del niño (nunca es al revés) gritando, discutiendo de igual a igual, tratando de ver quién gana en un gallito interminable, es poco probable que nuestro límite sea establecido de manera clara, dado que estamos tratando de "convencer" a nuestro hijo de que haga tal o tal cosa.

    QUINTO: Comunicación con el niño

    Comunicarse con el niño o niña, accediendo a su mundo y no desde nuestro mundo. Muchos papás y mamás no se dan el tiempo ni ánimo de poder generar espacios y tiempos de interacción de calidad. Al contrario, uchas veces esperan que sean los niños los que se acerquen y couniquen sus experiencias, como si fuera una especie de obligación desde ellos. La verdad es que es una tarea de los padres, ahondar en sus gustos y preefrencias, generar espacios propicios para conversar y co-descubrir alregrías, miedos, problemas, ansiedades y todo lo que el día a día les brinda. Por otra parte, en la medida que haya una mejor y mayor involucración de uno hacia el otro, es mucho más probable que se vaya generando un compromiso y vínculo con el otro.

    SEXTO: Potenciar las redes de apoyo, ya que también crian

    Los otros, como abuelos, tíos, asesoras del hogar, profesores, entre otros, son una gran e importante fuente de información, de crianza y de ayuda en los aprendizajes. Son fuente de apoyo hacia los padres, pero que si nos son bien llevadas, pueden generar dinámicas que resultan noscivas para el niño. En cuanto a figuras que comparten espacios de la casa, es positivo que establezcan una coherencia del mensaje con los padres. Es decir, mantengan una estructura similar tanto en horarios, normas, límites y formas de vinculación,. Estos elementos le darán seguridad al niño y además, le permitirán aprender más y mejor, ya que todos "enseñan del mismo modo y la misma idea".

    SÉPTIMO: Permítete equivocarte y dejar la culpa de lado

    Equivocarse es parte de ser padre o madre al momento de criar a los hijos. Como señalé al principio, no es algo que enseñen de modo explícito ni riguroso. Por otra parte, cada papá y mamá es distinto, con sus propia forma de apreciar y significar las cosas y experiencias. En este punto, puedes equivocarse, todos lo hacemos, pero ojalá con una visión de estar atentos a que si hay algo que no está funcionando bien, o presenciamos dificultades, estemos con disposición a indagar y ver en qué podemos mejorar.

    Lo de la culpa tiene que ver con el hecho de que muchos padres y madres llegan muy culposos de poner límites o generar espacios en que no se esté gratificando contantemente al niño. Esto es muy habitual cuando el niño tuvo algún problema médico cuando pequeño, cuando hay separaciones, cuando un padre o madfre vivió una infancia muy restrictiva y quieren hacer todo de modo contrario, entre otras. La culpa te empieza a limitar y te entrampa, no dejándoste criar adecuadamente. Te deja preso de ella.

    Psicólogo infantil Ariel Garay

 

En nuestra consulta de psicología infantil en Santiago, trabajamos este tipo de dificultades con psicólogos especialistas en ámbito clínico infantil. Tenemos formación como Magísters y con  15 años de experiencia trabajando en atención individual y familiar. Cualquiier duda: realizamos consultas presenciales en la consulta psicológica a través del agendamiento de una sesión, o bien a través de e-mail o contacto por nuestro Instagram, en donde damos respuestas de orientación general:

Click aquí para llamar

VISITAR INSTAGRAM

VISITAR Página de Inicio